Bogotá ofrece atención en varios frentes a la población más vulnerable

Publicado Por: Cindy Castiblanco

Gabriel Rosero fue habitante de calle. Vivió fuertes experiencias y consumió drogas hasta que encontró en el camino la oportunidad de transformar su vida. Hoy es parte del equipo denominado los ‘Angeles Azules’, un grupo de colaboradores que, a través de la Secretaría de Integración Social, recorren las calles de la ciudad en la búsqueda de habitantes de calle, para hacerles una oferta de servicios, dialogar con ellos e invitarlos a los hogares de paso, comunidades de vida y centros transitorios. William Campos es un educador físico de uno de los Centros Crecer en Bogotá, que enseña a los niños y jóvenes en condición de discapacidad a que no encuentren límites.

“Ellos me demuestran ganas de superarse cada día. Representan amor, ternura y solidaridad. Me motivan cada vez más a mejorar en ellos sus capacidades, habilidades y destrezas. Quizás esta oportunidad no la encontrarían en otro lugar”, asegura Campos.
Este año, la Alcaldía Mayor de Bogotá amplió su cobertura con 200 nuevos cupos en los Centros Crecer. Este espacio está destinado para niños y niñas entre los 6 y 18 años de edad en condición de discapacidad cognitiva.Ana Leonor Rodríguez es cocinera en el comedor comunitario Las Cruces II, ubicado en la localidad de Santa Fe. A ella la llena de orgullo y emoción, atender cada día a los ciudadanos que asisten al comedor a recibir lo que podría ser, su único plato del día. A Ana Leonor, cambiar vidas le salvó la vida.Evelia Esquivel trabaja para el Archivo SDIS del Parque Industrial Calle 80. Es técnica en archivo y asegura que cada hoja o folio que organiza, representa una historia de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *